El CF Reus acelera su preparación en Prades, donde disfruta de mejores temperaturas para el trabajo. El cuerpo técnico ha diseñado un stage exigente, con triple sesión diaria.

Prades acoge como cada verano la llegada del CF Reus. No se trata, en este caso, para celebrar un partido amistoso o para conmemorar alguna celebración. Durante estas fechas, Prades sabe que el Reus llega para trabajar de lo lindo. La pequeña localidad del Baix Camp ofrece todos los requisitos para llevar a cabo una pretemporada cómoda, ideal para que el planning que ha ideado el cuerpo técnico rojinegro se desarrolle con éxito. No es un planning cómodo, ni mucho menos. Estamos hablando de una carga de trabajo considerable, con tres sesiones de entrenamiento diarias. Y¿ qué dicen los futbolistas? Pues se lo toman con buen humor. Saben que ha llegado el momento de sacrificarse para competir de forma ideal.

La estancia en la Casa de Colònies Verd Natura también sirve para hacer equipo. Los nuevos se integran en el grupo y los más ‘viejos’ tiran de galones para que nada quede en el tintero. Justamente la fuerza del vestuario se convierte en algo indispensable para el CF Reus. El ‘curro’ para los jugadores empieza bien pronto. Sobre las 7.00  toca diana. Una hora más tarde, el grupo, junto al preparador físico, Miki Aguza, se pierde por los caminos naturales de la zona. Se trata de un trabajo exclusivamente físico. Sobre las 9.00 llega el tiempo del almuerzo, basado en sales minerales y fruta, mucha fruta.

Antes de la segunda sesión, los futbolistas disponen de tiempo libre, que la mayoría aprovecha para dormir. En Prades no hay tiempo ni para la play. La segunda parte del trabajo se hace ya sobre el césped del campo municipal de Prades, pequeño, pero en aceptables condiciones. Trabajo de fuerza (con circuito incluido) y algo de balón. Así se finiquita la primera parte del día.

Eto’o, uno más
La comida y la siesta posterior sirven de primera tregua para los futbolistas. David Eto’o vive el stage como uno más. Parece integrado a pesar del poco tiempo que lleva con sus nuevos compañeros. Algunos le informaron ayer de su presencia en los medios de comunicación. Se lo tomó con sorpresa y buen humor. Los jóvenes también aprovechan para disfrutar de un momento especial para ellos, aunque la carga de trabajo pueda traer sufrimiento. A las 18.30 hay que volver al césped para terminar la jornada con un entrenamiento más ‘futbolero’. La sesión deja a los jugadores ‘tocados’,a punto para cenar y coger la cama con deseo. Eso es lo que tiene este stage. El tiempo libre se invierte para descansar y poco más. Algún paseo por Prades y las partidas de cartas también rompen la monotonía. Ya queda menos para el viernes.

El Reus regresará a casa justamente ese día y el sábado jugará un amistoso en el Morell (11.00). Después de la prueba, Calderé podría anunciar con qué jugadores se queda de cara a la plantilla definitiva, que estará compuesta por 22 0 23 miembros.

Diari de Tarragona, 30/07/2008.

Comentaris
Cerca
Només usuaris registrats poden escriure comentaris!

3.26 Copyright (C) 2008 Compojoom.com / Copyright (C) 2007 Alain Georgette / Copyright (C) 2006 Frantisek Hliva. All rights reserved."

  Mapa Web   I    Avis Legal
pradesinfo